domingo, 15 de febrero de 2015

ENTRE MARES



Texto y fotos: Cristina M. Sacristán



El mar de Letonia, en la exposición de Erika Ede en la Sala Rekalde de Bilbao. Hoy, último día.



  Me gusta volar entre mares...

  Entre mares azules. Y entre retales marrones y verdes...

  Aunque, desde el avión, el mar no siempre se ve azul, pues las olas le dibujan caprichosos picos blancos, salpicados. Y las nubes a veces lo eclipsan. Y la lluvia. En ocasiones, como al arribar a la costa neoyorquina, el agua está interrumpida por un sinfín de veleros. Y, entonces, la tierra divide la mancha azul, algo esmeralda según el destino, con dunas, montañas, casas, pinos o pájaros.



Tras despegar de Berlín se puede constatar la cantidad de espacios verdes que tiene la metrópoli alemana.



  Entre mares se ha movido toda la vida la fotógrafa Erika Ede Bahamonde. Sus ancestros eran de Letonia y Alemania, ha vivido en Sevilla y Madrid, está casada con un californiano y actualmente es chief photographer del Guggenheim Bilbao. Pero ella se balancea, y va y viene a Berlín.

  A veces nos confundimos, pues ella vuela en una de las dos direcciones, y yo en la contraria. De modo que nos contamos lo que hacemos, y ella me recomienda una ráfaga de vivificantes convocatorias berlinesas. Y es que Erika es así, como una niña traviesa y viva. Erika nunca será demasiado mayor...



Erika Ede, ante uno de los mares de su exposición en Bilbao (el de Rügen).



  Erika y David tienen piso en Berlín, y conforman ese grupo de personas sonrientes y creativas que tanta energía me contagian en la ciudad alemana. Hasta el punto de que, a fuerza de ir y venir, en Berlín ya me siento como en mi casa. En una casa grande, llena de personas inteligentes y libres. Libres y amantes de la libertad.

  Ahora que estoy en Berlín, Erika ha recogido todos sus mares sentimentales y los ha reunido en una exposición, en la Sala Rekalde de Bilbao. Antes, tuvo que encaramarse a lomas, bajar cientos de escaleras, andar entre piedras, sortear troncos yacientes y abrigarse mucho. Muchísimo, pues en el Báltico letón hizo sus fotos a -17º C. Horas antes, la temperatura era aún más baja, y cuando Erika quiso inmortalizar la playa nevada, y las olas renqueantes, se encontró con que la foto ya estaba hecha: las olas se detenían, se congelaban, de forma que no lograban arribar a la playa blanca...



Mar de nieve, el Báltico en Letonia. Donde la arena se confunde con los cristales blancos de agua...



  Esa foto parece una pintura hiperrealista, y entran ganas de tocarla. Pequeños cuervos sobrevuelan esta escena minimal, fría -de temperatura-, pero llena de horizonte de esperanza... A lo lejos, una figura humana. Es el periodista y maestro de esgrima José Ignacio de Anguísola, quien ha puesto palabras a las imágenes de Erika, en un blog creado para la ocasión:


El vaivén del mar helado
Cerrar y abrirse de tus párpados
Cuando no te he mirado.
Cuando te miro, tus ojos
Agua suelta del verano.



  Yo diría que la exposición de mares de Erika compendia sus miradas ante la vida: llenas de diversidad, de horizontes, de curiosidad, de originalidad y de sobrio colorido. De belleza pero de realismo. De energía.

  Quizás los mares hablan de nosotros...



Un mar al que nunca llegas.
Y cada poco entre pinos,
Los accesos a la arena.
Que si entras sólo te alejas.
El invierno está encerrado
Si andas no te acercas.
Si lo escuchas está callado.
Tus versos son las fronteras
Por las que no has llegado.




  Antes de partir para Berlín esta vez, Erika me mostró su exposición de Naturaleza. Y, entre mar y mar, me va soltando anécdotas de los destinos, como si fuéramos amigas de toda la vida. Quizás hay personas que son amigas antes de conocerse... La agenda de eventos de Berlín es inabarcable, y Erika es una Celestina de sinergias entre la periodista viajera y sus colegas artistas, diseñadores, escritores... Berlín no tiene mar, pero, como el mar, no se acaba nunca...




Pintada en el lavabo de un restaurante turco en Berlín. La creatividad en la urbe no tiene límites...



  A dos horas, con un coche alquilado, se acercó Erika a la isla de Rügen para hacer sus fotos mágicas de mares. Actualmente lucen a media luz en Alameda de Rekalde.

  Y La Galea. Por la que tanto paseaba Ramiro Pinilla y en la que surfea Willy Uribe. Láminas pétreas que se superponen, como en un postre rico y divertido. Con la ferocidad del Cantábrico y la belleza de su contorno, mitad descarnado y mitad alfombra verde...



Desde donde te fuiste te miro
Por donde el mar nos encadena
A esta lejanía de tu nombre,
El mismo siempre para cada perspectiva.




Los hoteles de Berlín también están marcados por la creatividad sin límites, como el Ibis Style, cuyo pasillo parece una playa...


  Antes de conocer Berlín, Erika, con su formación de artista e historiadora, me ofreció una visión de la ciudad y sus transformaciones muy interesante.

 También me ha ido recomendando lugares y eventos de lo más curiosos. Como el Neurotitan, donde se larva un arte alternativo de mucha calidad y lo mejorcito en cómic a escala internacional. Y tiendas muy 'cool', y diseñadores... Por ejemplo, gracias a ella he conocido al extraordinario fotógrafo Lorenz Kienzle. Un retratista urbano de Berlín fuera de serie.




La televisión se enciende y los troncos crepitan con el fuego... Así son muchos hoteles en Berlín.


  David Hornback también ha expuesto en Bilbao, recientemente, sus rostros de artistas en el Berlín post-muro. Cuando fue repoblada por miles de creativos de todo pelaje.

  Tanto Erika como David suelen navegar entre mares, geográficos y creativos. Conjuntando sus musas y conocimientos. Irradian esa energía propia de las personas que cumplen sus sueños en Berlín...

  Hoy, que tengo que tomar mi avión de vuelta a Bilbao, Erika brindará en la Sala Rekalde por el fin de su travesía marítima y fotográfica. Mi maleta vuelve llena, después de una vivificante Berlinale y una ciudad dura pero efervescente, fría en invierno pero cálida en las miradas de sus habitantes... Volvemos a cruzar en el aire nuestras musas, imágenes y escritos. En busca del siguiente puerto en el que repostar...




Y con Cate Blanchett llegó el revuelo... Con ella y con una 'Cinderella' impoluta, bajo la batuta de Kenneth Branagh.



Para más información: Exposición 'Piel de lluvia', hasta hoy, día 15, en la Sala Rekalde de Bilbao (Alda. Rekalde, 30). Por Erika Ede. Con textos de José Ignacio de Anguísola
Reportajes sobre Berlín y su creatividad por todos los poros (Deia, El Asombrario, El Tintero...)
Reportajes sobre los 25 años de la Caída del Muro de Berlín (Deia, ON, El Asombrario, Aurora Boreal, El Tintero, Onda Vasca...)
Mis reportajes en la Berlinale 2015 (Deia, Onda Vasca, El Tintero...)
Recorrido por los múltiples eventos de Berlín (ON, marzo 2015. Págs. 30-33)
Las fotos de los artistas que repoblaron Berlín, por David Hornback
Reportajes sobre la Polonia de la Eurocopa y los escritores, recogidos en El Tintero
Desde el viento y otros reportajes sobre viajes, recogidos en El Tintero
Fotos con alas de Enrique Moreno Esquibel
Web David Hornback
Web Lorenz Kienzle
Sala Rekalde de Bilbao
Vueling to Berlin


No hay comentarios:

Publicar un comentario